Cómo organizar una boda perfecta, paso a paso. El Concepto. Capítulo 5 #organizomiboda

Concepto de la boda

El diseño de la boda, es una de esas primeras cosas que tenemos que pensar cuando hemos decidido casarnos.

De esto va a depender el estilo que le queramos dar, el concepto, los colores, los proveedores que vamos a contratar y todas las cosas que van a pasar dentro de la celebración.

Fundamental, ¿verdad?

¿Cómo queremos diferenciarnos y ser eternamente recordados?

El concepto es ese hilo conductor invisible, que está presente en uno o todos los momentos de la boda, desde el inicio hasta el final.

Desde el mismo momento en el que anunciáis vuestro compromiso, hasta que se va el último invitado de vuestra boda, el concepto que hayáis pensado darle a vuestra boda, ha de estar presente.

Al igual que cuando elegís ese total look que redondeamos con el complemento perfecto, el concepto de la boda es aquel “je ne sais quoi” que hace que todo tenga sentido, belleza armonía y equilibrio.

Al buscar el concepto para vuestra boda, lo principal es que transmita vuestra esencia como pareja.

Vuestra identidad, cómo sois, como vivís y sobre todo cómo entendéis vuestro amor.

Porque recordemos para qué estáis aquí. Para celebrar vuestro amor a través de vuestra boda y hacerlo con una fiesta a la altura de cómo entendéis la vida.

Y eso genera una esencia propia que es exclusiva de cada pareja.

Con un buen concepto de fondo, conseguiréis que la boda hable de vosotros y tenga un alma propia.

Os diferenciará de todas las demás bodas a las que hayáis asistido y será una fiesta eternamente recordada, memorable.

Empieza preguntándote ¿por qué?

Cuando una pareja decide casarse, uno de los motivos más poderosos y maravillosos es para deciros mutuamente, que sí, que os habéis elegido para pasar el resto de vuestras vidas el uno con el otro.

Y la motivación para realizar una boda, es para decirle al mundo y a todos los que os rodean, que, de ahí en adelante, queréis caminar juntos el camino de la vida.

Pero el porqué viene un poco antes, justo en el momento en el que uno de los dos, siente el cosquilleo de la pregunta dentro de sí.

Por eso, cuando una pareja acude a mí para que les ayude a plantear su boda y a organizarla, lo primero que les pregunto es ¿Cómo fue esa pedida de mano?

La pedida de mano es un momento muy íntimo, en el que todavía no se piensa demasiado en cómo quiero que sea mi boda ni en todo lo que tengo que organizar, sino que es un momento bastante espontáneo (aunque haya una organización detrás) en el que hay un sentimiento como muy puro.

Y ahí suele estar la verdadera esencia de una pareja. Si son aventureros, familiares, románticos o intrépidos, normalmente se ve reflejado en la pedida de mano.

Y suele coincidir con todo lo que pasa después. Todo lo que quieren, cómo se imaginan su enlace, cómo quieren esa fiesta, etcétera

La segunda pregunta que les hago es ¿por qué?

Por Qué quieren casarse, para qué quieren casarse, por qué quieren hacer una fiesta y qué quieren decirle al mundo con esa fiesta.

Con estas primeras reflexiones, empezamos a pensar en la esencia de la boda. En qué mensaje quieren potenciar para la celebración y si va a apalancarse en algún tema o algún color especial.

Esta parte fundamental de la planificación de una boda, pondrá los pilares para construir el concepto.

Hay veces que hay confusión sobre qué es exactamente el concepto.

¿es una boda temática?, ¿es un estilo?, ¿es un color?, ¿son mensajes para los invitados?, ¿es un olor concreto?, ¿es una tecnología?

En realidad, es lo que engloba todo lo que pase dentro de la boda.

Y esto lo podemos expresar a través de una temática o una paleta de color o unos mensajes para los invitados, un olor o a través de una tecnología, pero no necesariamente tiene que aparecer todos estos elementos.

Y es que la inspiración para el concepto de una boda puede surgir de detalles muy pequeños, de cómo os conocisteis, de los viajes que habéis realizado como pareja, de la primera canción que bailasteis juntos, de una película que os fascine y la época que representa o incluso tematizarla basándose en la serie de Netflix que más os ha marcado y qué más horas ha hecho que compartáis viéndola en un sofá.

Menos, es más

Cuando ya tengáis claro el concepto por el cual queréis tirar, manos a la obra, llega la parte más divertida.

¡La búsqueda de inspiración!

Hay muchísimas fuentes de inspiración a vuestro alcance: Pinterest, Instagram, revistas físicas y digitales o incluso buscando en vuestros álbumes de fotos, en vuestra lista de Spotify o en vuestros recuerdos de viajes. Todo vale para que se te acelere el pulso y digas, ¡por aquí!

A medida que vayas encontrando cosas que te gusten, guardarlas y crea un tablero en Pinterest o mejor, crea un Mood Board, bien digital o físico, como más te guste.

Un Mood Board es un tablero en el que puedes recoger desde gamas cromáticas, hasta trozos de tela con texturas o patrones que vayan con el estilo que quieras darle a vuestra boda.

Te quedará algo de este tipo

Mood board inspiracional boda

Una vez que tengas tu mood board diseñado, utilízalo como guía en cada elección que hagas para tu boda, desde el diseño de las invitaciones hasta el cierre de la fiesta.

Ahora, menos es más y tener una guía debe de ser eso, puntos de luz que unan las diferentes partes de la boda, sin que saturen todo el espacio o todos los momentos.

Vamos, que no abuses ni exageres en su uso.

Pero ¿dónde está la fina línea que separa la elegancia… de todo lo demás? En la sutileza.

La elegancia está en el equilibrio, en saber sugerir y evocar sin que sea evidente y en dedicar los esfuerzos adecuados a cada momento sin que eclipse lo principal, a vosotros.

Que el concepto no os “coma” sino que os eleve y que sume.

De todos modos, podéis marcaros algunas licencias en momentos más desenfadados de la celebración, por ejemplo, en la mesa de postres, en los photogifs o en la pista de baile.

Así que os recomendaría que hagáis un listado de todos los momentos y rincones especiales de vuestra boda y que veáis como incorporar toda esa inspiración ahí.

Decoración de la Iglesia, Recepción de invitados, rincones especiales, mesas, decoración floral, iluminación entre otros.

¿Lo imagináis? Tranquila, al final te doy un ejemplo muy práctico para que visualices todo esto.

Las tendencias para este 2020 / 2021

Y como esto va de darte tips para que encuentres tu inspiración, estos son algunos de las tendencias más tops para el diseño de las bodas este 2020 y parte del 2021.

Más flores y más diseño

Las parejas confían cada vez más en los grandes arreglos florales para la decoración de los espacios, en utilizar instalaciones más impactantes y en el uso de las tecnologías para unos diseños más innovadores e impresionantes.

Aunque se sigan manteniendo las bodas clásicas en tonos neutros, este 2020 trae más explosión de color en el diseño floral, en las mantelerías, la vajilla o en la celebración de la fiesta.

Se siguen llevando la tendencia del 2019 de las paredes llenas de vegetación para utilizar como fondos en los photocalls o las estructuras de Jardines colgantes sobre las mesas y se va dejando a un lado el estilo boho o rústico.

Pero no sólo a nivel de arreglos florales, sino que el tema floral lo invade todo. Desde la mantelería, los diseños de las invitaciones o incluso los vestidos de las niñas de las arras.

Más temas que paleta de color

Si bien los anteriores años estábamos muy pendientes de las paletas de colores que nos ofrecían por ejemplo Pantone Colour of the Year, vemos que cada vez son más las parejas que se decantan por elegir un tema en torno al que desarrollar el concepto de su boda.

Temas como la elegancia atemporal Gastby, el glamour y el lujo, el verde tropical, lo retro, la época de los 80 / 90 o los basados en series de Netflix / HBO / Prime hacen que se puedan incorporar elementos realmente divertidos y muy visuales para la decoración de las bodas.

Montar una feria de atracciones, utilizar neones para tus rincones más instagrameables o máquinas de juegos arcade para amenizar a tus invitados, son ideas muy top que le darán un toque muy especial a tu boda.

La ciudad como fondo

Ahora que estamos todos encerrados en casa de forma global, a los que nos apasiona viajar, se nos hace tremendamente duro pensar en que hemos tenido que cancelar destinos maravillosos para estas vacaciones.

Pero volveremos a conquistar el mundo y, en cualquier caso, siempre podemos tirar de memoria.

La ciudad a la que viajasteis juntos por primera vez que pisasteis Marruecos o ese viaje a Nueva York en el que os sentíais dentro de una película o esa ciudad italiana en la que acabasteis adorando a La Mamma que regía vuestro hotel.

Esa sensación la podéis trasladar a vuestra boda y será, además, super tendencia.

We are In love con la tecnología

Y es que cada vez más y más se van incorporando innovaciones tecnológicas en nuestras bodas.

Desde el diseño y la planificación a través de Apps y recursos en la nube, hasta elementos dentro de la propia celebración para crear nuevas experiencias en nuestros invitados.

Por tanto, la tecnología es una de las grandes tendencias para este 2020 y para las bodas del 2021.

Desde experiencias inmersiva, photogifs, video con drones o proyecciones de video mapping, hasta las grandes proyecciones de iluminación creativa que baila con una coreografía musical o los mini espectáculos ad hoc con neones para eventos como bodas.

Por poner un punto positivo en toda esta locura del COVID-19, hemos perdido el miedo al uso de la tecnología y hemos podido vivir cómo la tecnología acerca a personas y nos traslada sonrisas, nos hacen llegar mensajes de amor y hacen que podamos estar “presentes” en muchos lugares diferentes.

También hemos visto como gracias a la tecnología, podemos crear de cero y a medida pantallas con impresoras 3D.

Pues trasladarlo a una boda. Crear para vosotros desde los meseros personalizados con vuestras iniciales, hasta los novios o la decoración de la tarta.

Entonces, podemos pensar que más allá de que esto se quede en una anécdota, hacer bodas en streaming para aquellos invitados que no puedan acudir (alguien que ha sido operado de apendicitis o tu abuelita que no puede moverse y vive lejos o el que vive lejos en otro país y no puede viajar para tu boda), es mucho más que posible y está al alcance de todos.

Si algo estamos aprendiendo, es que la tecnología tiene mucho más de humano que de máquina y que, si sabemos cómo utilizarla para trabajar a nuestro favor, suma y mucho.

Personalización, personalización y personalización.

Cada boda es única, porque cada pareja es única. Con sus características, sus deseos, sus sueños y sus emociones personales.

El alma de una boda la compone el alma de cada pareja y el éxito de una boda reside precisamente en mostrar esa diversidad a través de la personalización al milímetro.

La tendencia en la personalización nos ha traído muchas alegrías a las amantes de los pequeños detalles.

Porque, los pequeños detalles consiguen que una boda sea elegancia pura, rezume una exquisita belleza y construya momentos memorables. Bodas atemporales y épicas.

Desde el tener un branding propio de la pareja, un hashtag exclusivo para vosotros, servilletas bordadas con vuestras iniciales, mantelería o incluso una vajilla personalizada.

Hay infinitas posibilidades. El límite es vuestra imaginación.

Si consideráis contar con la ayuda profesional de una Wedding Planner, podrá ofreceros un abanico de posibilidades ya que conocerá cada tendencia que hay nueva en el mercado y cada proveedor adecuado para cada detalle especial.

Y ahora, manos a la obra.

Veamos un ejemplo sencillo, que te va a servir de mucha ayuda cuando quieras ponerte a buscar el concepto de vuestra boda.

Una naranja valenciana

Este sería el tablero inspiracional de partida

Mood Board Inspiracional boda
Mood Board Inspiración boda. Mediterráneamente

Es una preciosa tarde de verano entre naranjos. Bajamos riendo el camino que nos llevaba hasta ese amplio jardín oculto entre árboles, que nos hace de recibidor para todos nuestros amigos.

Esperamos sentados, recostados sobre cojines de suave lino blanco.

Un aire fresco roza nuestra mejilla. Respiramos hondo, sintiendo cómo el aire llena nuestros pulmones, con calma, relajadamente.

Y la brisa nos trae esa suave fragancia, dulce, evocadora. Cogemos nuestras mimosas y brindamos, nos besamos, nos abrazamos.

El sol va cayendo y se posa en nuestras mejillas.

“Vaya foto preciosa que te he sacado, al Instagram vas”

El mar de fondo, ese Mediterráneo que tanto amamos y que tanto nos ama. Esa banda sonora que no cambiaríamos por nada ahora mismo.

La luz nos recuerda que todavía queda mucho día, mucha noche, muchas emociones por vivir y que contar mañana.

Pero todavía es hoy y esto acaba de empezar.

A partir de aquí, ya te puedes ir imaginando cómo va a ser el espacio en donde quieres celebrarlo, el catering con el que quieres contar, la decoración de las mesas, el tipo de música, la paleta de colores, incluso el vestido que quieres llevar.

Gracias Mimosas por haber llegado hasta aquí.

Espero que os haya resultado interesante y si tenéis algún comentario, duda, sugerencia, pregunta o experiencia que compartir con la comunidad, estaré encantada de leeros y conocer vuestras opiniones.

Are you ready?

Si no quieres perderte ninguna de las fases para organizar una boda perfecta, suscríbete nuestra newsletter y estarás informada de las últimas tendencias para tu Gran Día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Hola!
#
Agent (Online)
×

¡Hola!, soy África. ¿Quieres escribirme un WhatsApp para resolver tus dudas?.