CÓMO ORGANIZAR TU BODA PERFECTA, PASO A PASO. CAPÍTULO 1: LA PEDIDA DE MANO

¡Hola Mimosas!

Hoy comienzo una serie de posts en los que os hablaré, paso a paso, de las diferentes fases para que podáis organizar vuestra boda perfecta.

A lo largo de esta serie, te voy a acompañar en el largo recorrido.

Desde el momento de la Gran pregunta y en el que te hiciste tu primer #Weddingselfie con tu anillo de pedida en mano, hasta el momento de quitarte los zapatos después de vuestro fiestón de boda.

Y entre esos dos maravillosos momentos, hablaremos de todo lo que hay en medio, que no es poco.

Voy a dar respuestas a todas tus preguntas sobre los aspectos principales que tienes que tener en cuenta para que vaya todo rodado.

Sin nervios, sin equivocaciones, sin imprevistos. Disfrutando de ese día, recordando cada detalle, siendo la perfecta anfitriona y ahorrándote mucho tiempo y dinero

Cuáles son los proveedores principales que tienes que tener en cuenta para cubrir todo lo que necesitas; cómo manejar los tiempos para no llegar desesperada al día B; cómo evitar los momentazos de estrés teniendo un poquito de planificación y muchas otras cosas en las que uno ni piensa cuando se pone a organizar una boda, pero que son fundamentales para que disfrutes de todo el proceso.

Mi objetivo es que tú disfrutes del viaje y llegues feliz al día de vuestra boda. Sencillo y simple.

Y ¿qué voy a compartir contigo?

Pues,  voy a compartir la solución a todas las dudas que me plantean habitualmente las parejas a las que he acompañado felizmente en su viaje.

  1. La pedida de mano. ¿Cómo hago la Gran Pregunta para que sea inolvidable?
  2. Tipo de boda: civil o religiosa. ¿En qué tipo de celebración nos vemos más como pareja?
  3. Wedding Planner. Si sé lo que quiero, ¿Por qué contratar a una persona para que me ayude?
  4. El presupuesto de la boda. ¿Cómo asignarlo para que os de para todo y además podáis ahorrar?
  5. El diseño de la boda. Concepto y paleta de colores. ¿Vamos a tener un branding que nos diferencie?
  6. La novia. Beauty tips, tendencias, complementos y ¿1 ó 2 vestidos?
  7. El novio. Lo dejará todo para el último minuto seguro, ¿llegará?
  8. La papelería y branding. ¡Cuántas opciones!, ¿Cuál nos representa más?
  9. El lugar de la celebración. El sitio me parece ideal pero, ¿Será el lugar adecuado?
  10. El catering. Quiero algo diferente y espectacular, ¿encontraré a alguien que haga lo que tengo en mi cabeza?
  11. La Fotografía, el vídeo y el Dron. Me imagino un reportaje como del Hola!, ¿acabaré teniendo uno como el de mis padres? Ufff.
  12. La tecnología a la ayuda de la planificación de la boda y de su contenido. Las redes sociales son un básico para mí, sí. Ah ¿qué la tecnología da para más?
  13. La música. ¿Bailar hasta el infinito y más allá?, Es lo que más claro tengo de la boda.
  14. Las alianzas. ¿Hay vida más allá del oro amarillo?
  15. Lista de bodas y regalos especiales. Virgencita, virgencita que no me junte con más de tres vajillas.
  16. La organización logística, mesas y alojamientos. ¿En serio?, como algo tan sencillo como es sentar a la gente, puede ser lo más complicado de todo!!!!
  17. La decoración. O cómo conseguir transformar un hangar en un palacio.
  18. La despedida de soltera/o. ¿A dónde me llevarán?
  19. La fiesta pre boda. ¡Arrancamos motores!
  20. El Gran Día. Uyyyyy si ya ha llegado, ¡que nervios emoción!

Sí, de todo esto te voy a hablar y sí, todo lo vas a poder aplicar a la organización de vuestra boda, así que no te pierdas nada porque ¡todo te interesa!

Y cómo no quiero subir el hype a niveles incontrolables, empiezo hoy mismo a darte las claves para que te conviertas en la perfecta organizadora de tu propia boda de ensueño.

Empezamos por la pedida de mano, la tuya concretamente.

Es algo en lo que quizás no tengas mucho que ver, en realidad. ¿O sí? Siempre podemos ir dejando pinceladas de información de cómo sería tu pedida de mano ideal.

Quién sabe, igual tu partner in crime las pilla al vuelo y acaba haciendo eso que tú quieres, o quizá supere tus expectativas ¡déjate llevar!

Aunque si no lo ves claro y la pedida tarda en llegar demasiado, coge las riendas, vente arriba  y pídeselo tú. ¿Te imaginas?

Sea como sea, vamos a ver qué opciones tenéis.

1.- LA PEDIDA DE MANO Y FIESTA DE COMPROMISO

Decir que sí a la pregunta ¿Quieres casarte conmigo? Será, seguramente, la parte más fácil de comprometerse.

La emoción cuando escuchas esas palabras es indescriptible y por eso es un momento súper único que todas las parejas deberían de vivir, al menos, una vez en la vida.

Las pedidas de mano resurgen con fuerza y están más de moda que nunca. Reinterpretar la tradición dándole un twist de tendencia, os asegura hacerlo muy vuestro, muy personal.

En este 2019, cuatro de las tops influencers españolas María y Marta Pombo, Rocío Osorno y Alexandra Pereira, darán el sí quiero y ya pudimos ver en sus redes sociales, como la pedida es súper tendencia con los emocionantes momentos que nos dejaron al dar la noticia al mundo y lucir sus preciosos anillos como símbolo de su amor.

Cada pedida de mano es única y especial y la clave para que además sea inolvidable, es más sencilla de lo que imaginas.

Hacerla genuina, personal y fiel a vuestra relación.

Cuánto más refleje quiénes sois como pareja, más inolvidable será el momento, más real y más viral se volverá.

Porque, cómo la tradición no está reñida con la innovación, quizá querréis compartir ese gran momento de felicidad además de con todos vuestros familiares y amigos, también con todos vuestros seguidores en las redes.

TODO EMPIEZA CON MARIPOSAS EN EL ESTÓMAGO…Y CON UN ANILLO

A pesar de que seguro que ha sido un “secreto” muy bien guardado por el novio, es posible que haya pedido algún tipo de ayuda a su mejor amigo o algún familiar muy cercano.

Más que nada, porque antes de pensar ni si quiera en cómo y dónde va a pedírtelo, ha tenido que pensar en el gran protagonista que vas a lucir en tu mano. El anillo de compromiso.

El anillo es uno de los elementos que más ilusión nos hace ya que es la “prueba” de que ese camino hacia el altar comienza.

Cuando compartes con tus amigas que estáis prometidos, siempre lo acompañas de un gesto y una sonrisa. El gesto es estirar tu brazo y enseñar tu mano con ese maravilloso anillo iluminándolo todo y la sonrisa, bueno, la sonrisa no te la quitas de encima en bastante tiempo.

Y lo miras y lo remiras desde todos los ángulos posibles. Y cuando hacéis el anuncio oficial en Instagram vía selfie, ya no sois dos en la foto, ya sois tres. Tú, tu pareja y tu anillo.

Como en casi todo, en el mundo joyería también existen las modas y las tendencias.

Las novias de hoy en día tenéis mucha suerte porque hay un gran rango en donde elegir. Las tendencias en anillos de compromiso van desde elegantes solitarios de diamantes blancos, hasta deslumbrantes anillos de dos piedras y cortes y formas únicas como las hexagonales o las bandas dobles.

Pssss. El novio puede encontrar las apuestas más seguras en joyerías como Tiffany & Co., SUAREZ o RABAT.

Para las novias más eco-friendly, también tiene como alternativa lucir una pieza de joyería vintage única en donde las piedras preciosas como las esmeraldas, rubíes o zafiros sean los protagonistas.

Y, ¿por qué es esto ecológico?, porque es la forma más sostenible de comprar un anillo de compromiso ya que estás dando una nueva vida a una pieza que ya existe en el mercado, ahorrándole al medio ambiente nuevas extracciones de materiales, mano de obra y logística.

Pero sobre todo, un anillo vintage es una forma única de distinción y exclusividad ya que seguramente no haya dos iguales en el mundo.

De todas formas, si aun siendo eco queréis un diseño más moderno, podéis optar por los anillos de biodiamantes como los de la firma IrisGem o De Beers.

Volvamos a la pedida. ¿Cómo lograr que sea única?

Atención, spoiler: Con planificación.

Independientemente de que sea una pedida aparentemente sencilla o quieras montar todo un viaje alrededor, lo importante es que esté bien pensada y planificada.

Éste puede ser ya un buen momento para contar con ayuda profesional como la de una Wedding Planner que te asesore, te ayude con la logística y te asegure que los nervios que vayas a sentir sean sólo de emoción por escuchar un “sí, quiero” a tu gran pregunta.

Estamos viendo cada día más, que ésta se convierte en la primera celebración de la boda. Un momento ideal para convertir el anuncio en una fiesta y compartirlo con vuestra familia y amigos.

Si además, quieres compartir este gran momento en tus redes sociales, quizá puede ser buena idea contar con un “paparazzi” que inmortalice el gran momento para que vosotros estéis centrados en miraros el uno al otro a los ojos y deciros cuantísimo os queréis, sin tener que estar pendiente del móvil, la luz o el encuadre.

Y, ¿Qué opciones tenéis para organizar una buena pedida de mano? Desde las más tradicionales a las más íntimas. Vamos a verlas.

Recordemos que el objetivo de una fiesta de compromiso, es anunciar a familia y amigos la intención de casaros.

Y aquí cabe todo, desde la máxima formalidad y respeto hacia ambas familias, hasta la informalidad que queráis imprimirle a vuestro momento y vuestra fiesta.

1.- TRADICIÓN CON VUESTRO TOQUE PERSONAL

Si la tradición es un factor clave para vosotros, seguro que uno de los dos haya “hincado la rodilla” con anillo en mano, para hacer la gran pregunta.

La forma más tradicional y que se ajusta más al protocolo, es la pedida con la presencia de ambos padres.

Es un buen momento para que haya un acercamiento entre las familias y tratar otros aspectos de la boda como el lugar que habéis elegido para la celebración, el tipo de ceremonia que queréis y la implicación familiar que os gustaría.

A esta celebración suele acudir la familia más directa, padres y hermanos aunque a posteriori podemos celebrar una recepción para los amigos o familiares más allegados, pero ya con otro carácter más festivo.

Dado que es una celebración que suele ofrecerse por parte de los padres de la novia, se puede realizar en la casa familiar (pensad en contratar un catering para que vuestra madre también disfrute del momento) o en un restaurante y será bien una comida o una cena.

Es una fórmula que requiere ir de etiqueta y una buena oportunidad para empezar a renovar el armario.

¿Cómo se lleva cabo?

La tradición marca que antes de empezar la comida o la cena, el padre del novio, pedirá al padre de la novia la mano o lo que es lo mismo, el permiso para casarse.

En el caso de que uno de los dos padres faltase en la familia,  puede ser la madre u otra persona elegida para tal efecto.

Cuando se haya llegado ya a los postres, se realizará el intercambio de regalos hacia la pareja.

Para él, podemos pensar en un reloj, unos gemelos, una pieza de colección.

Para ella, un anillo de compromiso u otra pieza de joyería como una pulsera o un conjunto de collar y pendientes. También cabe una obra artística.

Tras el intercambio de regalos, los novios anunciarán la fecha en la que han pensado para el enlace y se finaliza con un brindis por la felicidad que llegará.

Es también un día en el que las flores estarán muy presentes, no sólo decorando la casa familiar en caso de que se celebre ahí, sino por parte del novio y de los amigos más íntimos si se realiza una fiesta posterior.

Es tradición que el novio envíe un ramo de flores a la novia y que también tenga ese bonito detalle con su futura suegra. Por eso de empezar bien y posicionarte como su yerno favorito.

Los amigos y familiares que estén invitados a la fiesta posterior, pueden pensar en enviarle a la novia las flores que más le gusten para hacer más bonito todavía, este día.

2.- UNA HISTORIA DE DOS

La alternativa a la fórmula tradicional, es realizar una pedida sólo para vosotros dos.

En este caso, lo más habitual es que un miembro de la pareja organice esta pedida por sorpresa para el otro.

Ya que no hay que ajustarse a un protocolo ni a un lugar concreto de celebración, el abanico se amplía casi hasta el infinito.

Desde el salón de vuestra casa, hasta un trekking en el Everest. La imaginación (y el presupuesto) es el límite.

Es habitual que esta declaración coincida con alguna fecha especial para la pareja. Vuestro aniversario, la fecha en la que os fuisteis a vivir juntos, el nacimiento de vuestro primer hijo o simplemente una época especial que disfrutéis los dos como la noche de San Juan o el día de Reyes.

En esta fórmula, en la que la creatividad es tan importante, podéis implicar a vuestra mascota, amigos o familiares para la gran sorpresa.

Lo más importante es que siempre refleje vuestra esencia como pareja y que cuente vuestra historia.

El intercambio de regalos también se existe aunque claro, ya que una de las partes será la sorprendida en la petición, el regalo que haga tendrá que esperar un poco. ¡Por lo menos hasta que deje de estar en shock por la noticia!

Aunque el anillo de diamantes y el reloj siguen estando presentes, aquí los regalos son más flexibles y pueden ser más originales y personales como un precioso dibujo que inmortalice la ciudad en donde empezó vuestro amor o la primera casa en la que vivisteis.

Imagen cedida por Savia Craft

Estas de SAVIA CRAFT son una pura maravilla y podréis admirarla cada día en vuestro nuevo hogar. Es un perfecto ejemplo de regalo súper personal que llena el alma, ¿no creéis?

Imagen cedida por Savia Craft

LA FIESTA DE COMPROMISO

Como una boda va de celebrar y no nos cansamos nunca de celebrar los buenos momentos de la vida, en ambas fórmulas es cada vez más habitual celebrar una fiesta de compromiso posterior a la pedida de mano.

Es una forma perfecta de anunciarlo al resto de la familia y celebrarlo con los amigos más íntimos.

Será un día perfecto para recordar y empezar a calentar motores de una forma más relajada y distendida, antes del Gran Día.

Lo importante es que reunáis a la gente más cercana, empecéis a crear buenos momentos y mejores recuerdos.

A partir de aquí, empiezan oficialmente los preparativos para vuestra boda y va a ser un camino precioso, emocionante y que te harán vibrar todos los poros de tu cuerpo.

Spoiler: Se os van a remover todo tipo de emociones. En vuestra mano está que sean de las buenas y que os arranquen muchas sonrisas.

Are you ready?

Si no quieres perderte ninguna de las fases para organizar una boda perfecta, suscríbete a nuestra newsletter y estarás informada de las últimas tendencias para tu Gran Día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *