LA LISTA DEFINITIVA PARA PLANIFICAR VUESTRA BODA EN 12 MESES (PARTE II)

8 MESES

Preparad la lista de bodas

Ayudar a los invitados a que elijan vuestro regalo de una lista que previamente hayáis consensuado (y evitad así juntaros con 3 vajillas de La Cartuja).

Es el inicio de vuestra nueva vida en común y el momento de pedir esa obra de arte que os tiene enamorados, esa vajilla pintada a mano con la que soñáis o ese equipo de submarinismo perfecto para vuestra Luna de miel.

Elije los conjuntos para los niños y los vestidos para las damas de honor

Pide a las mamás de los pajes que van a acompañarte, su opinión sobre la idea que tienes para los más pequeños. Ten en cuenta sus gustos e incorpóralos a la idea que tienes para ellos. No hay nada mejor que ver una niña que se siente cómoda y guapa y que no está intentando quitarse, toda la ceremonia, la capotita que nunca ha soportado llevar.

Para las damas de honor, aprovecha la tendencia de seleccionar una gama cromática y que cada una lleve el estilo que realmente le favorece.

Buscad la florista perfecta

El mundo flores ha evolucionado muchísimo y se están haciendo auténticas obras de arte florales que embellecen hasta el espacio más soso del mundo.

Aportan olor, aportan color y aportan belleza, así que son otro de los pilares fundamentales en una boda.

Pregunta a tu Wedding Planner cómo podéis ahorrar dinero en esta partida. Pssst pista: Elige flores de temporada, es mucho más económico y súper eco-friendly a la vez.

7 MESES

Cerrad la lista de invitados

O por lo menos ten ya una “guestlist” más o menos final. Podéis jugar con esta cifra, casi el 20% de los invitados no podrán asistir; aunque si soléis hacer fiestas muy sonadas, ¡nadie querrá perderse vuestra boda!

Reservad los elementos de alquiler como la mantelería, sillas, decoración

Estos detalles crearán el ambiente mágico de la boda, no son una cosa menor y debéis de darle la importancia que merecen. ¿Hay que dedicar mucho tiempo a buscarlos? Sí, pero el resultado puede marcar la diferencia y hacer que el número de likes en tu cuenta de Instagram se dispare.

Iluminad vuestro día

Suele ser la gran olvidada y por supuesto la menos planeada de todos los puntos principales de una boda, aunque cuando cae la noche, es la gran protagonista.

Velas, chandeliers, candelabros, guirnaldas…las opciones son infinitas y todas ellas válidas para transformar los espacios en lugares cálidos, hacer que las fotos salgan perfectas y permitir que siga la fiesta hasta que amanezca.

6 MESES

Reservad vuestra luna de miel

Lo primero, obvio, es consensuar a dónde queréis iros. Al otro lado del mundo o a ese sitio tan especial que, aun estando cerquita, todavía tenéis pendiente.

Buscad las mejores fechas para aprovechar al máximo ese destino y contad con los 15 días extra por permiso de matrimonio si trabajáis en una empresa.

Esta es una de las partes más divertidas de planear ya que a fin de cuentas, ¡es el viaje de vuestra vida!

Comprad los regalos de los invitados

Sobre todo aquellos que vayan personalizados, tengan temporalidad o vengan del extranjero.

Confirmad la papelería

Si habéis optado por una papelería 100% personalizada, es el momento de definir todos los elementos que queréis producir; invitaciones, save the date, tarjetones con información complementaria, sobres, tarjetas de agradecimiento, meseros, minutas, seating plan, libros de firmas, misales, paipáis, sellos, papel de regalo, etc.

Si todo respira un mismo estilo, tendréis un plus de buen gusto asegurado, además de una coherencia y un hilo conductor que contará vuestra historia.

5 MESES

Valorad si es necesario reservar transporte para los invitados

Va a depender de dónde celebréis la ceremonia y la fiesta posterior en relación con el alojamiento de los invitados; si lo van a necesitar casi todos los invitados o sólo unos pocos.

En función de esto, elegid si necesitáis contratar un autobús, varios servicios de taxi o un VTC exclusivo para la ocasión.

Pensad en vuestro propio transporte

Si le queréis dar un toque especial a vuestra llegada, pensad en cómo queréis llegar a la Iglesia o a vuestro lugar de celebración. En un coche clásico, una moto con sidecar, en bicicleta o andando seguidos por una banda de músicos que anime el trayecto.

Novio, es tu momento. ¿Sabes ya lo que vas a ponerte?

El primer paso es elegir entre chaqué, frac, traje de chaqueta, smoking o un estilo propio que para eso eres el que mejor te conoce. Con toques personalizados, de compra o alquiler.

Elijas lo que elijas, piensa que también eres el protagonista ese día así que decídete por algo que te quede como un guante y prepárate para brillar.

4 MESES

Prueba de menú

A estas alturas, ya empiezan los “ensayos” de vuestro gran día y la prueba de menú es uno de los más importantes ya que da forma a todos esos platos que sobre el papel, tenían tan buena pinta.

Pero no sólo tenéis que fijaros en la comida, también en el servicio, en la presentación, en los tiempos de espera que habrá entre un plato y otro. Llevaros a la prueba a alguien que vea todo esto con perspectiva y que os pueda asesorar.

Elegid vuestra tarta de boda….o mini tartas…..o mesa de postres

La alta pastelería es todo un festín gastronómico y una nueva oportunidad de expresaros como pareja.

Empezar eligiendo un sabor y luego darles forma como si de una obra de arte se tratase, pura fantasía.

Para los más techies, la tarta puede ser un lugar perfecto para un video mapping que deje impactados a todos vuestros invitados. Muy instagrameable.

Comprad los anillos de boda

Oro blanco, rosado, negro, platino, titanio, rodio o incluso de tungsteno. Con o sin piedras preciosas, iguales o diferentes entre sí, pero sobre todo ajustados a vuestra medida y cómodos, porque lo vais a tener que llevar todos toditos los días de vuestra vida.

Compradlos a la vez, así os aseguraréis de que los tendréis los dos listos para el día de la boda.

Prueba de peinado y maquillaje

Estás un pasito más cerca de tu gran puesta en escena.

Se generosa con la información que compartes con tu estilista, los puntos fuertes y débiles que crees que tienes, cómo será tu vestido, la tela, el sitio en donde te casas y dónde vas a celebrarlo después. Si llevas algún tipo de velo u accesorio en el pelo y finalmente qué idea tienes para ese día.

Después, déjate asesorar. Si estás en manos de buenos profesionales, igual pueden aportarte alguna idea en la que no había sin pensado, pero que puede funcionar muy bien.

No consiste en ir muy alejada de tu estilo y casi siempre, menos es más, pero al menos la prueba te servirá para intuir por donde irás ese día.

¿La prueba de fuego?, mírate en el espejo y si te reconoces, te ves espectacularmente guapa y estas a medio camino entre la sonrisa permanente y una lagrimilla, puede que hayas encontrado el estilo definitivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *